Ir al contenido principal

MOISÉS MARTÍNEZ: EL BARDO SALVADO DE LAS AGUAS (León Magno Montiel)

Moisés Martínez
                              Moises Martinez

Con un nombre egipcio, antiguo y cargado de significación: Moisés fue bautizado; uno de los gaiteros más genuinos, fuente de simpatía natural, acompañado por un apellido de linaje muy extendido en América: Martínez. Sus vecinos de la barriada El Saladillo lo llamaban “El pequeño Moisés” por su baja estatura y la redondez de su figura. Nació el 21 de mayo de 1928 en el sector El Alto de la Mina, nombre de la pulpería más frecuentada por los parroquianos en esas calles. En su familia se vivía una gran devoción por la Virgen, era un hogar de rigurosos preceptos católicos y valores tradicionales. Desde muy joven aprendió a tocar el cuatro, instrumento que fue su fiel compañero, acompañaba su canto para recrear las viejas estampas de la Maracaibo aldeana, hacía canción las mañanas de tráfago en el puerto; interpretaba con maestría contradanzas, bambucos, danzas y la gaita, la principal protagonista de su vasto repertorio.


Ver mas... MOISÉS MARTÍNEZ: EL BARDO SALVADO DE LAS AGUAS (León Magno Montiel)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guillermo Barrera - Un gigante de la radio zuliana

Escrito por Nelson Barrera Galué «La hora exacta: …van pa´las diez» Guillermo Tesalio Barrera Reyes, nació en Maracaibo; Santa Lucia, el 6 de abril de 1935. Fue el segundo hijo ─de diecisiete─. ¡Nada más! Sus padres fueron: Jesús Ángel Barrera Huerta ─fundador de la ya desaparecida Gestora Barrera─ y Carmen Aurora Reyes. Según Nelson Amado Barrera Reyes «El Súper Pollo» ─como él le bautizó─ y, el hermano número nueve de la caterva: A Guillermo le pusieron ese nombre ya que sus padres no sabían cómo llamarlo, por lo que a Jesús Barrera se le ocurrió nombrarlo con el primer nombre de los dos primeros amigo de él que fueran a conocer a su muchacho, y entonces Guillermo abrió primero la puerta y Tesalio lo hizo después. Guillermo comenzó sus primeros estudios en una “escuelita” ─una casita humilde habitada por un maestro que impartía clases particulares a los niños de la vecindad─, para luego continuar la primaria en el colegio Simón Bolívar. Sin embargo, todos los días antes de irse a clases,…