Ir al contenido principal

La música más alegre y más triste del mundo: un experimento con datos de Spotify | Tecnología | EL PAÍS

Cualquier persona con algo de conocimiento de programación y el uso de software libre puede elaborar sus listas en el servicio de 'streaming' musical. Este experimento logra dos listas con las más tristes y alegres del mundo


Un usuario marca en Spotify las canciones que más le gustan y cada lunes le llega una selección individualizada de música muy similar. CORDON / EL PAÍS VÍDEO
Los servicios de música en streaming como SpotifyGoogle Music o Apple Musicalmacenan en sus servidores cerca de 30 millones de canciones, y entre ellas se puede encontrar música excelente, muy buena, buena, regular, mala, penosa, deleznable y David Bisbal. A esta ingente cantidad de información hay que sumar la que generan sus usuarios al interactuar con este catálogo —por ejemplo, etiquetando qué canciones son sus preferidas; o escuchando obsesivamente esa canción—, que permite personalizar, entre otras cosas, las recomendaciones musicales. Es el mismo mecanismo que permite a Netflix predecir que alguien que ha puntuado Daredevil con cinco estrellas igual no debería perderse Jessica Jones. Un usuario marca en Spotify las canciones que más le gustan y cada lunes le llega una selección individualizada de música muy similar. No es magia, son matemáticas.
Ver mas...

La música más alegre y más triste del mundo: un experimento con datos de Spotify | Tecnología | EL PAÍS

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guillermo Barrera - Un gigante de la radio zuliana

Escrito por Nelson Barrera Galué «La hora exacta: …van pa´las diez» Guillermo Tesalio Barrera Reyes, nació en Maracaibo; Santa Lucia, el 6 de abril de 1935. Fue el segundo hijo ─de diecisiete─. ¡Nada más! Sus padres fueron: Jesús Ángel Barrera Huerta ─fundador de la ya desaparecida Gestora Barrera─ y Carmen Aurora Reyes. Según Nelson Amado Barrera Reyes «El Súper Pollo» ─como él le bautizó─ y, el hermano número nueve de la caterva: A Guillermo le pusieron ese nombre ya que sus padres no sabían cómo llamarlo, por lo que a Jesús Barrera se le ocurrió nombrarlo con el primer nombre de los dos primeros amigo de él que fueran a conocer a su muchacho, y entonces Guillermo abrió primero la puerta y Tesalio lo hizo después. Guillermo comenzó sus primeros estudios en una “escuelita” ─una casita humilde habitada por un maestro que impartía clases particulares a los niños de la vecindad─, para luego continuar la primaria en el colegio Simón Bolívar. Sin embargo, todos los días antes de irse a clases,…