Ir al contenido principal

Ocho canciones aptas para la tortura

Desde Christina Aguilera o Jimmy Hendrix, a los Bee Gees o la música de «Barrio Sésamo»: todas parecen haber servido para minar la resistencia de prisioneros en distintas ocasiones 

1. «Sunny Days» («Barrio Sésamo»). Usada desde el principio de la serie infantil, ya en el año 1969, ha tenido varias versiones. Refleja el universo mágico y lleno de felicidad del famoso barrio. «¿Puedes decirme cómo llegar a Barrio Sésamo?», dice la letra. 

2. «Dirrty», Christina Aguilera. La revista «Time» dedicó parte de su edición en el año 2005 a describir cómo eran de los interrogatorios en Guantánamo a Mohammed al Qahtani, acusado de intentar participar en el 11-S. A media noche, cuando empezaba a quedarse dormido, le despertaban con la potente voz de Aguilera. El contenido «ílicito» de sus letras desde el punto de vista de muchas culturas también pudo ayudar a la hora de elegir canción. 



Ver...

Ocho canciones aptas para la tortura - Taringa!

Comentarios

Entradas populares de este blog

mejores voces románticas femeninas

Cerca de 2,920,000 resultados (0.55 segundos)  Resultados de búsqueda Resultados de la Web Grandes Románticas - Las mejores voces femeninas cantan sus ...
https://www.youtube.com/watch?v=SQCgiicTrbw
29 ago. 2017 - Suscríbete aquí: http://bit.ly/divucsamusic Las mejores canciones de amor y baladas en español, por sus intérpretes femeninas más románticas ... Videos

Guillermo Barrera - Un gigante de la radio zuliana

Escrito por Nelson Barrera Galué «La hora exacta: …van pa´las diez» Guillermo Tesalio Barrera Reyes, nació en Maracaibo; Santa Lucia, el 6 de abril de 1935. Fue el segundo hijo ─de diecisiete─. ¡Nada más! Sus padres fueron: Jesús Ángel Barrera Huerta ─fundador de la ya desaparecida Gestora Barrera─ y Carmen Aurora Reyes. Según Nelson Amado Barrera Reyes «El Súper Pollo» ─como él le bautizó─ y, el hermano número nueve de la caterva: A Guillermo le pusieron ese nombre ya que sus padres no sabían cómo llamarlo, por lo que a Jesús Barrera se le ocurrió nombrarlo con el primer nombre de los dos primeros amigo de él que fueran a conocer a su muchacho, y entonces Guillermo abrió primero la puerta y Tesalio lo hizo después. Guillermo comenzó sus primeros estudios en una “escuelita” ─una casita humilde habitada por un maestro que impartía clases particulares a los niños de la vecindad─, para luego continuar la primaria en el colegio Simón Bolívar. Sin embargo, todos los días antes de irse a clases,…